Búsqueda
Mapa web
Sugerencias
Youtube
Instagram
UNED
Campus Nordeste

“Es necesario reflexionar sobre las voluntades al final de nuestra vida; que sea una conversación más que mantenemos con amigos, familiares, incluso con nuestro médico de cabecera”

6 de febrero de 2015

Entrevista a Ana María Herrero León, Médico Especialista de Medicina Interna, Presidenta del Comité de Bioética del Hospital Reina Sofía y ponente del curso “Dilemas éticos al final de la vida”, impartido en la UNED de Tudela.

¿Qué supone elaborar un documento de Voluntades Anticipadas?

“La charla la he titulado “Del documento de voluntades anticipadas hacia la toma dedecisiones anticipadas en cuestiones sanitarias”, ya que uno de los riesgos es que los documentos se conviertan en el motivo principal y que las personas piensen que sólo es un papel que hay que rellenar y formalizar. El documento puede ser la ratificación final de todo un proceso de comunicación y de diálogo sobre la enfermedad, y sobre la situación vital de los pacientes en su fase final de la vida”.

¿Qué podemos incluir en este documento?

“Lo que se recomienda es que el documento incluya una historia de valores: lo que las personas consideran que es más importante para su propia calidad de vida. Es necesario mantener la capacidad de comunicación, qué nivel de incapacidad piensa que sería tolerable, etc.

Puede recoger además situaciones especiales en las que uno quiere que esos valores tengan una aplicación especial, como los estados vegetativos persistentes o situaciones de demencias muy avanzadas, en las que las personas quieren dejar claro qué tipo de actuaciones quieren: no recibir reanimaciones en situaciones muy avanzadas de la vida, que se prime el cuidado de su calidad de vida y de su dignidad o que los síntomas estén controlados.

Otro aspecto muy importante es el elegir un representante que decida de la mejor manera posible por uno mismo. Este documento entra en vigor sólo en el momento en el que el paciente pierde la capacidad para decidir.

Cómo médico, ¿qué recomendaría a la hora de realizar el trámite de Voluntades Anticipadas?

Lo más importante es un cambio en el tipo de relación clínica. Por un lado están las personas sanas que hayan tenido una experiencia postraumática familiar y quieran dejar clara su voluntad en caso de llegar a un estado vegetativo, o a una situación de grave incapacidad. Por otro lado están las personas con enfermedades crónicas, que son la gran mayoría. En este caso, hace falta una gran reflexión sobre lo que queremos para el final de nuestra vida, sin tener grandes expectativas; para ello necesitamos un diálogo con los profesionales sanitarios. En este sentido, tienen un papel muy importante los psicólogos clínicos.

¿Dónde podemos encontrar más información sobre cómo realizar y registrar Voluntades Anticipadas?

En la página Web de Navarra.es. Además si buscamos en Internet "documento de Voluntades Anticipadas" hay un folleto informativo de la dirección donde se puede registrar. Se necesitan 3 testigos y se puede realizar también ante notario. Existe un registro de Voluntades Anticipadas en Navarra, al que se puede acceder también desde la historia clínica.

Los comités de bioética ponemos el énfasis en toma de decisiones anticipadas y no tanto en el documento; es decir, hay que promover la reflexión. Que eso sea una conversación más de vida, que mantenemos con amigos, familiares, incluso con nuestro médico de cabecera.

¿Qué le parece el debate generado en torno a estos dilemas éticos al final de la vida?

"Los dilemas al final de la vida, ser refieren a cuestiones extremas. Los dilemas sólo admiten dos soluciones y deberíamos hablar de situaciones problemáticas al final de la vida, que admiten varios cursos de acción. Centramos el debate en cuestiones como la eutanasia que en la clínica diaria se plantean en un porcentaje mínimo de situaciones, sin embargo, situaciones de limitación del esfuerzo terapéutico, de adecuación del esfuerzo, se plantean diariamente. Hay que ampliar el enfoque y ensanchar las soluciones.

El problema en este debate es que los conceptos no siempre se manejan bien, y los medios hablan en ocasiones de eutanasia en situaciones que son una limitación de esfuerzo terapéutico o un rechazo de tratamiento, que son legales. A nivel conceptual se va aclarando y consensuando el uso de los términos y eso es importante para aclarar el debate".

Magallón 8 31500 Tudela - Navarra. Tel. 948821535 info@tudela.uned.es
Patrocinan: Gobierno de Navarra y Ayuntamiento de Tudela