Búsqueda
Mapa web
Sugerencias
Youtube
Instagram
UNED
Campus Nordeste

“En Tarraco encontraríamos edificios que tienen que ver con toda la espectacularidad de una gran capital de un estado actual, como París o Madrid”

26 de abril de 2006

Joaquín Ruiz de Arbulo nos habla sobre la antigua capital de la provincia Hispania Citerior

Profesor Titular de Arqueología de la Universitat de Lleida, visitó nuestro centro el pasado lunes 3 de abril, en la cuarta sesión del curso “La Ciudad en la Antigüedad”, para impartir la conferencia “Tarraco, capital de la provincia Hispania Citerior”.

Le hemos hecho unas cuantas preguntas.

[¿Cuál fue la importancia real de Tarraco dentro del Imperio Romano?]

La provincia Hispania Citerior, era casi un tercio de la Península Ibérica. Cubría desde Galicia, toda la cornisa cantábrica, la meseta castellana, Aragón, Cataluña y Valencia, hasta Almería. Era de las más grandes del Imperio Romano. Para ser su gobernador había que haber sido cónsul de Roma. Eso hacía que la ciudad tuviera en toda su arquitectura pública todo aquello necesario para el prestigio que significaba ser la capital de un espacio tan grande en lo económico, lo geográfico y en cuanto a población. Templos, foros, edificios monumentales (anfiteatro circo o teatro), edificios que tienen que ver con toda la espectacularidad de una gran capital de un estado, como pueden ser París o Madrid.

[Era, por tanto, de las ciudades más importantes de Hispania...]

Hemos de pensar que cuando los tarraconenses le dedican un templo a Augusto a su muerte, y van a pedir permiso al Emperador Tiberio, dicen que lo quieren hacer para dar ejemplo a todas las provincias. Implica que actuaban no con el criterio de ser miembros de una ciudad, como podían ser los habitantes de Caesaraugusta, sino con la conciencia de ser la referencia para todo el mundo provincial romano.

Hay que tener en cuenta que era una ciudad portuaria, y en la Antigüedad la cercanía al mar era un elemento importantísimo ya que la práctica totalidad de las actividades económicas, el comercio, el transporte de material, etc., se realizaba a través del mar. En Tarraco podía encontrarse absolutamente de todo.

[¿Existió poblamiento antes de época romana?]

Sabemos que el origen de Tarraco es un poblado ibérico, pequeño, sin demasiada importancia, pero que estaba situado en una posición estratégica. Es la primera vaguada portuaria al norte del Ebro, y estaba bien situado en las rutas marítimas con Italia. Los romanos se dieron cuenta de ello en la Segunda Guerra Púnica, cuando intervienen por primera vez en la P. Ibérica para tratar de cortar el suministro y la retirada a Aníbal cuando ésta había intentado invadir el Valle del Poo.

Desembarcaron en Ampurias, una ciudad griega aliada de Roma, y descubrieron que el campamento púnico estaba cerca de una ciudad, denominada Kesse, que hoy sabemos que es el antecedente directo de lo que es Tarraco.

[¿Cuál fue su evolución tras su descubrimiento por los romanos]

Inmediatamente, tras una batalla victoriosa en la que se apoderaron del campamento púnico, los romanos fundaron un campamento de invierno que será Tarraco. Al año siguiente llegará otro ejército consular y se convertirá así en la gran base militar romana en la P. Ibérica, que hará de contrapartida a lo que en el mundo cartaginés era Cartago Nova. A partir de ahí, la base militar se consolida y ya será dos siglos después cuando Augusto la convertirá, consciente de su situación estratégica, en la capital de toda la provincia.

[¿Qué extensión y población llegó a tener Tarraco?]

Siempre que hablemos de poblaciones en ciudades antiguas los datos suelen ser poco fiables. Podemos saber hectáreas de ocupación urbana, el tamaño de los edificios públicos, pero estos datos engañan mucho. Lo que podemos decir es que, en relación con los tamaños de otras ciudades, como podían ser Caesaraugusta o Barcino, Tarraco ya tenía el estatuto en dimensiones de una gran ciudad en Occidente, equivalente al de las otras capitales de Hispania, Corduva y Emérita, y algunas otras ciudades importantes como Carthago Nova.

[¿Qué instituciones poseía la ciudad?]

Era una colonia romana, que tenía su estamento de organización administrativa que es la Asamblea, con sus magistrados, ediles, etc., como tenían todas las colonias.

Además, al ser la capital provincial, era sede del Tribunal de Justicia del Gobernador Provincial, y la sede de toda la administración de la Provincia. Recaudaba los impuestos provinciales, sobre las herencias, sobre la manumisión de esclavos o el portazgo, que era un impuesto que gravaba la importación y exportación de bienes entre provincias en el puerto. Todos ellos se recogían en metálico, y en la ciudad estaban las listas y el “arca”, donde se guardaba el dinero recadudado. Toda esta administración provincial estaba bajo el mando de un procurador.

Además de esto, estaba la actividad judicial del Gobernador mencionada antes, que completaba su carácter de capital. El Tribunal de Justicia era una especie de Tribunal Supremo actual, al que debían ir los vecinos de cualquier ciudad de la Provincia.

[¿Cuál fue la evolución de Tarraco tras la caída del Imperio Romano?]

Tiene una evolución muy interesante a este respecto. Tras el siglo V, se convertió en una ciudad visigoda importante pero con la llegada de los árabes en el 713 fue abandonada. La frontera de Al-Andalus quedó consolidada en la línea del Ebro. En Cataluña se consolidaron entonces la actual Lérida, Balaguer y Tortosa, creándose una Marca. Además, Carlomagno potenció los primeros condados que se fueron situando en los Pirineos avanzando hacia el sur poco a poco.

Esto provocó que Tarragona fuera una ciudad abandonada durante cuatro siglos (del VIII al XII). Es algo fascinante, si lo pensamos bien: una ciudad abandonada durante ese tiempo, como si hubiera ocurrido algún cataclismo. Las fuentes árabes hablan de que había gente que vivía en ruinas monumentales, de mármol, que poco a poco iban quedándose en ruinas.

En el XII, se construyó una nueva ciudad sobre dichas ruinas y, lo curioso, es que toda la ciudad cupo en lo que en época romana era una única plaza, lo que demuestra cómo varía el concepto y el tamaño de ciudad según la época.

[Los monumentos estarán bien conservados entonces...]

Exactamente. A cambio de la evolución mencionada, los monumentos romanos se han conservado muy bien a nivel de cimentación y muros, y hoy en día los podemos recuperar en su práctica totalidad. El circo romano está entero, literalmente, dentro de las casas, y podemos encontrarnos gradas en el nivel de los segundos pisos de los edificios instalados sobre el mismo.

Sus monumentos han sido reconocidos por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad no sólo por su espectacularidad, sino por este juego de convivencia en la ciudad actual.

[¿Qué verán las personas que visiten Tarraco?]

En una excursión de un día se podrá ver sólo un poco. Permitirá ver las murallas, el foro provincial, una parte del circo, el anfiteatro, el mausoleo de Centcelles, el acueducto... pero el tiempo da para lo que da, y Tarragona tiene tres grandes museos de Arqueología actualmente, y una docena de monumentos diferentes declarados Patrimonio de la Humanidad. Una visita de recorrido normal dura tres días, pero en un día hay tiempo suficiente para hacerse una idea general de cual es este patrimonio y conocer la ruta para volver a visitarlo en otra ocasión, seguro.

Magallón 8 31500 Tudela - Navarra. Tel. 948821535 info@tudela.uned.es
Patrocinan: Gobierno de Navarra y Ayuntamiento de Tudela