Búsqueda
Mapa web
Sugerencias
Youtube
Instagram
UNED
Campus Nordeste

Una investigación de la UNED ‘despatologiza’ a las personas transgénero

28 de junio de 2022

El libro Identidad de género: una aproximación psicobiológica aúna los resultados de doce años de investigación del Departamento de Psicobiología de la UNED

El libro Identidad de género: una aproximación psicobiológica aúna los resultados de doce años de investigación del Departamento de Psicobiología de la UNED. Este equipo es pionero en la investigación de las variables biológicas de la identidad de género. El texto integra por primera vez las variables biológicas y sociales en un enfoque más amplio y moderno de la identidad de género.

 

El profesor de la UNED y catedrático emérito de Psicobiología de la UNED, Antonio Guillamón, destaca la meta de estas investigaciones: “Con el objetivo de explicar este aspecto tan importante de nuestra naturaleza, analizamos a personas cisgénero binarias (aquellas cuya identidad de género coincide con sus genitales) y transgénero binarias (en las que ambos aspectos no coinciden) utilizado técnicas de genética molecular y de neuroimagen estructural y funcional. También estudiamos los efectos epigenéticos y cerebrales del tratamiento hormonal de afirmación de género”, explica el profesor.

 

Entre los hallazgos más importantes sobre identidad de género que se revelan en esta publicación, el profesor de la UNED apunta que “a nivel cerebral, se ha descrito por primera vez la existencia de fenotipos cerebrales relacionados con la identidad de género”. “En concreto, podemos distinguir cuatro tipos de cerebro (hombres y mujeres cisgénero y hombres y mujeres transgénero binarios) que se relacionan directamente con la percepción que cada individuo tiene sobre su propio género. Estos hallazgos han sido corroborados por un estudio mega-analítico internacional muy reciente. Además, lo que observamos a nivel de estructura cerebral lo hemos confirmado con estudios de conectividad funcional estática y dinámica. La forma en que trabaja la información el cerebro, cómo funcionan las redes neurales y se interrelacionan en el espacio y el tiempo es peculiar de cada uno de los fenotipos”, explica Guillamón.

 

Por otra parte, el libro explica cómo desde la genética molecular se han descrito variables genéticas (polimorfismos de los genes para receptores de las hormonas sexuales) y epigenéticas (metilación del ADN) que se asocian a los fenotipos cerebrales descritos. “Los hallazgos a nivel genético y cerebral apuntan a que variantes en la diferenciación sexual del cerebro subyacen a los diferentes fenotipos cerebrales relacionados con la identidad de género”, señala el profesor.      

 

El libro proporciona una visión global de la identidad de género porque la aproximación es “doble”, apunta Guillamón. “Por una parte, se facilita una explicación del porqué de las variantes cis y transgénero. Nuestros datos remiten a una diferenciación de la corteza cerebral propia de cada variante de identidad de género, unos hallazgos que despatologizan a las personas transgénero. Por otra parte, se muestran datos que explican cómo funciona el cerebro, la conectividad cerebral en el espacio y el tiempo en cada uno de los fenotipos”.

 

“Con respecto al por qué”, continúa el experto, “nuestros datos tanto a nivel de genética molecular como de neuroimagen sugieren que cada variante fenotípica cerebral asociada a los hombres y mujeres cisgénero y transgénero se debe a una diferenciación cerebral peculiar para cada uno de los cuatro fenotipos”. En concreto, “se observa un mayor grosor (zonas en añil de la imagen) en diferentes zonas de la corteza cerebral de cada uno de los grupos, lo cual se traduce en diferencias en las funciones relacionadas con esas zonas específicas”.

 

“Si nos centramos en el cómo”, explica Guillamón, “hay que abordar la conectividad funcional dinámica, esto es, cómo se propaga la información en las redes neurales. Aquí también hemos observado la existencia de cuatro fenotipos cerebrales. En consecuencia, nuestra explicación es que hay cuatro formas de diferenciación cerebral. Estos hallazgos proporcionan una base para afirmar que ser persona transgénero no es una patología, es decir, despatologizan la visión del transgénero".   

En opinión del profesor Guillamón este enfoque “permite abordar por primera vez las relaciones entre las variables biológicas y sociales en la emergencia y la identidad de género”. “Cualquier explicación de la identidad de género tiene que dar cuenta de la influencia de ambos tipos de variables y proporcionar un mecanismo explicativo común que explique todas las variantes. Este es el objetivo último del libro”, concluye el autor.

 

Finalmente, el catedrático añade: “el libro es la traslación en castellano, en una forma comprensiva y ordenada, de los hallazgos de nuestro grupo de investigación en los últimos doce años y de la teoría que hemos generado. Se trata de proporcionar a un público universitario general y, también, a profesionales, una explicación de la identidad de género desde una perspectiva integradora de las variables biológicas y sociales”.  

Objetivos de Desarrollo Sostenible

Esta noticia impacta en los siguientes Objetivos de Desarrollo Sostenible:

Magallón 8 31500 Tudela - Navarra. Tel. 948821535 info@tudela.uned.es
Patrocinan: Gobierno de Navarra y Ayuntamiento de Tudela