Búsqueda
Mapa web
Sugerencias
Youtube
Instagram
UNED
Campus Nordeste

“Excavar en un lugar como Atapuerca es sentir que puedes retroceder en la línea del tiempo unos miles de años y hallar los primeros pasos del ser humano… ¡La evolución humana es fascinante!”

24 de julio de 2015

Entrevistamos a María del Mar Fernández Simón, alumna de la UNED de Tudela, tras su participación en la Campaña 2015 de excavaciones arqueológicas en la Sierra de Atapuerca.

En abril, el Centro Asociado de la UNED en Tudela, en colaboración con la Fundación Atapuerca, convocaba una plaza para que los estudiantes de la UNED de Geografía e Historia pudieran participar en las excavaciones del Yacimiento de la Sierra de Atapuerca entre los días 1 y 12 de julio de 2015; la alumna María del Mar Fernández Simón fue la afortunada. Recién llegada de la campaña, nos cuenta su experiencia.

¿Qué ha supuesto para usted esta experiencia?

“Ha sido una experiencia muy positiva y apasionante. Gracias al apoyo de los propios estudiantes y de arqueólogos e investigadores, como Andreu Ollé o Palmira Saladié, he podido adquirir nuevos conocimientos, organizar conceptos e ideas, y sobre todo conocer más a fondo el estudio del mundo de la Prehistoria. Esta experiencia no hubiera sido la misma sin los compañeros con los que la he compartido, en un ambiente divertido que hace que los días pasen muy rápido”.

¿En qué ha consistido su trabajo?

“He estado excavando en el yacimiento de Gran Dolina, una cueva con 18 metros de relleno y dividida en 11 unidades estratigráficas. Mi trabajo ha sido concretamente en la unidad TD 10.3, con una cronología que ronda los 450.000 años y donde se concentra la mayor acumulación de restos arqueológicos de toda Atapuerca, por lo que es un placer estar recuperando todo tipo de restos de materiales óseos y líticos. Cada uno estamos en una cuadrícula; aquí nada de pico y pala, sino mucha paciencia y herramientas que requieren una mayor precisión, ya que hay que intentar recuperar los restos sin dañarlos. Una vez identificados hay que registrar su posición, darles coordenadas y dimensiones, y continuar con el trabajo de limpieza, identificación o restauración en el laboratorio. Son jornadas largas e intensas de aprendizaje continuo”.

¿Qué es lo que uno siente al "pisar" tanta historia?

“Estaba acostumbrada al mundo romano: desenterrar el pasado es siempre una aventura emocionante. Excavar en un lugar como Atapuerca es sentir que puedes retroceder en la línea del tiempo unos miles de años y hallar los primeros pasos del ser humano… ¡La evolución humana es fascinante!”.

Háblenos de los hallazgos.

“Los hallazgos han sido fundamentalmente huesos de ungulados (ciervos y équidos), que bien podrían haber sido el banquete de los numerosos restos de carnívoros que también se encontraron: un Homoterium sp. (conocido popularmente como "dientes de sable"), un Panthera leo (león de tamaño muy superior al actual), así como muchísimos huesos de micro fauna que se recogían con el sedimento para poder tamizarlos en el río Arlanzón. También se han recuperado pequeñas lascas de sílex neógeno que se deshacían en la tierra o simplemente con tocarlas, por lo que había que consolidarlas antes de extraerlas.

Ha sido muy emocionante encontrar un gran bifaz de cuarcita tallado por ambas caras, tipo hendedor. Cuando vas retirando pequeñas capas de sedimento y ves que asoma algo, es emocionante; en ese momento se acelera el corazón, ya que eres la primera persona que lo saca a la luz y sabemos que un solo hallazgo a veces es realmente muy importante. Entre compañeros comentábamos entre risas, que se produce un momento íntimo entre el hallazgo y tú”.

¿Le parece importante el trabajo de campo?

“Es fundamental para aportar y ampliar información muy valiosa en muchos aspectos, de las diferentes sociedades, culturas y grupos humanos de nuestro pasado; en el caso de la Prehistoria es el único medio documental del que se dispone”.

¿Qué es lo que puede aportar?

“La cultura material de una civilización, conservada a través del tiempo, sirve para reconstruir las características de la vida de los pueblos antiguos y las diversas culturas humanas. Recuperar, localizar, documentar y analizar los materiales o estructuras en una excavación arqueológica es básico en periodos de la historia donde se carece de otras fuentes documentales. La Arqueología es una fuente imprescindible y además única para el estudio de las sociedades y culturas prehistóricas”.

¿Con qué se queda de toda esta experiencia?

“He regresado a casa con una gran cantidad de buenas sensaciones, recuerdos y amistades, sin olvidar los numerosos conocimientos y la práctica que he adquirido de un periodo que me fascina, y que hasta ahora no había tenido posibilidad de experimentar. Dos semanas intensas, llenas de buenas vivencias que recordar y contar”.

¿Repetiría?

“Sin ninguna duda, disfrutar trabajando y aprendiendo es plenamente satisfactorio… ¡Ojalá pueda repetir! No puedo terminar esta pequeña aventura sin olvidar que tengo que agradecer a quién la hizo posible: a UNED Tudela por apoyar tanto a todo el alumnado y a Javier Andreu Pintado por confiar en mí”.

dsc6770dsc6851
Magallón 8 31500 Tudela - Navarra. Tel. 948821535 info@tudela.uned.es
Patrocinan: Gobierno de Navarra y Ayuntamiento de Tudela