Búsqueda
Mapa web
Sugerencias
Youtube
Instagram
Linkedin
Campus UNED

La UNED de Tudela proyecta “Que nadie camine por mi mente con los pies sucios”

4 de octubre de 2019

El objetivo de esta obra de teatro, que fue proyectada en la UNED de Tudela la pasada semana, es dar voz a las personas usuarias de Salud Mental así como normalizar y visibilizar esta realidad que aún sigue constituyendo un tema un tabú en la sociedad. 

  

¿Cuántas personas experimentarán en algún momento de su vida una crisis de salud mental? ¿1 de cada 4? ¿1 de cada 40? ¿1 de cada 400? La respuesta correcta es la primera. En este contexto, hablar de la salud mental de una manera clara y abierta es fundamental. Por ello, el pasado viernes 27 de septiembre tuvo lugar, en el Salón de Actos de la UNED de Tudela, la proyección de la primera función de la obra “Que nadie camine por mi mente con los pies sucios”, producida por Acrónica Producciones (Pamplona) y Ados Teatroa y dirigida por Garbi Losada. Forma parte de “Derechos Humanos a Escena” que, tal y como explica Mikel Bernués, de Acrónica Producciones "es un proyecto de Ados Teatroa que nace en 2016 y que consiste en hacer una vez al año, al margen de sus proyectos habituales, uno que tenga como base un colectivo en riesgo de exclusión social".

De esta manera, detalla Bernués, “el proyecto Derechos Humanos a Escena, está dividido en dos partes: la primera consiste en mezclar, por un lado, a profesionales de las artes escénicas y a personas usuarias de colectivos de la Salud Mental y la otra es que no hay un guión establecido, la dramaturgia surge del contacto. 

Definida como una comedia dramática, "No camines por mi mente con los pies sucios" presenta el recorrido de una persona con trastorno mental desde que sufre los primeros síntomas o crisis, pasando por el diagnóstico o el ingreso en un centro hasta llegar al estigma, la salida del armario y la apropiación de la injuria, es decir, "nosotros sí nos podemos llamar locos a nosotros mismos”, comentan los actores. “La obra cuenta con testimonios personales, momentos tristes y mucho humor. Se divide en suites, cada una con varias escenas y cuenta con un final muy poético, que reivindica que antes que enfermos somos personas, siempre”, apunta Garbi Losada, la directora de la obra.

Aprovechamos la actividad celebrada en la UNED de Tudela para hablar con ellos y ellas.

Luis J. Fernández Rodríguez, Director de la UNED de Tudela, dio la bienvenida a los actores que participaron en la presentación de la proyección: Sandro Iaboni, filólogo; Alberto García, mecánico industrial y Manuel Vázquez, jornalero, así como a Mikel Bernués, de Acrónica Producciones. “Nos hubiera gustado traer no solo la proyección sino también la obra de teatro. El hecho de una interacción entre profesionales y personas con algún tipo de problema de salud mental fuera de las consultas habituales resulta muy enriquecedor”, afirma el Director de la UNED de Tudela.

Por su parte, Blanca Yániz Igal, Directora del CRPS Queiles de Tudela, concertado con Gobierno de Navarra y gestionado por Avanvida, entidad organizadora de la actividad junto con la UNED de Tudela, valora positivamente la obra de teatro, tanto desde el punto de vista técnico (guión, iluminación, actores...) como desde el profesional ya que, tal y como explica, "los actores y actrices cuentan, de una manera sencilla, sus experiencias a lo largo de su proceso en Salud Mental en relación al entorno: sociedad, profesionales, repercusiones en su vida etc. Una obra para disfrutar y para reflexionar".

LOS PROTAGONISTAS

Sandro Iaboni, actor: “Para nosotros esta obra ha supuesto una doble alegría: trabajar en la lucha contra el autoestigma y atrevernos a enfrentarnos a un público"   

El actor explica que es una obra que surge a raíz de una propuesta de Mikel Benués en una reunión: "Existía la idea pero no el guión: la creación de éste ha estado basada en nuestras experiencias y anécdotas. Los primeros encuentros resultaron ser sesiones de apoyo mutuo en la que cada uno contaba su experiencia. El equipo de Acrónica Producciones y Ados Teatroa han ido dando forma, añadiendo la parte audiovisual, las coreografías y demás elementos. 

Para nosotros ha supuesto, en primer lugar, una especie de terapia, porque ninguno había pisado nunca un escenario. Y, en segundo, una doble alegría: hemos podido trabajar en la lucha contra el autoestigma, “salir de armario” y atrevernos a enfrentarnos a un público. Queremos demostrar que somos algo más, que podemos hacer una obra de teatro como ésta y poner voz a nuestros sufrimientos y alegrías”.

 

Manuel Vázquez, actor: “Estoy dedicando mi vida a que se conozca en qué consiste el problema de Salud Mental: es hora de que se sepa y de normalizarlo”

Participar en este proyecto ha sido una experiencia muy positiva y terapéutica porque hemos conseguido muchas cosas, y la más importante: llevar nuestra voz a mucha gente. La experiencia de ser actor me da un poco de vergüenza pero he disfrutado mucho. Tenemos una línea de pensamiento que queremos trasladar a la gente y creo que se ha conseguido plenamente con las funciones al completo. Asimismo, hemos puesto la proyección en varios lugares y sigue funcionando muy bien. El punto de vista de profesionales y familiares está por todas partes y lo que hemos querido con esta obra es dar voz de los usuarios. Me gustaría volver a involucrarme en otro proyecto como este, intentaremos que se repita”. 

Alberto García, actor: “Creo que con la obra lograremos que la sociedad no le tenga miedo a estos problemas"

“Mi experiencia personal es que ésto surge a raíz de una llamada de mi hermano, quien me invita a participar. A partir de aceptar la invitación, comienzan los ensayos y reuniones en el Auditorio de Barañain. Considero que ha sido un trabajo duro porque revives todas las experiencias pasadas. La parte buena es que me ha venido muy bien a nivel personal. La familia, que al final es la que más sufre, ha ido a ver todas las funciones y se han emocionado viéndola. Creo que lograremos que la sociedad no le tenga miedo a ésto y así poder normalizarlo.

  

Lorena de Simón, Psiquiatra y actriz: "Hay mucha reivindicaciones: normalizar el tema, hablar con humor sobre él y que las personas que están en esta situación tengan peso en la sociedad, porque son muy capaces"

"Lo estoy viviendo con mucha ilusión y es un constante aprendizaje. El primer día pensé ¿qué hago aquí? Me ha tocado sufrir alguna broma y, también, alguna sorpresa. Hay muchas reivindicaciones: la primera, que se pueda normalizar el tema, hablar con humor sobre este tema y que las personas que están en esta situación tengan peso en la sociedad y que se les dé la oportunidad, como se nos da a todos, porque son personas muy capaces. Que no por tener una etiqueta, se dé una pérdida de derechos".  

 

Garbi Losada directora, "este es un tema tabú y creo que, debido al desconocimiento, se oculta y existe un fuerte estigma social, aunque parece que es una de las grandes epidemias del siglo XXI"

“Participar en esta obra ha sido una de las experiencias más interesantes de toda mi vida profesional. Cuando comenzamos sabíamos que era un tema delicado del que no teníamos mucha información y no sabíamos cómo íbamos a encajarlo con las personas con diagnóstico que iban a participar en el proyecto. Desde un principio, el encuentro entre profesionales y no profesionales fue emocionante, interesante, apasionante. Hemos aprendido mucho. Todos de todos. Hemos reído y llorado y creo que hemos hecho un trabajo hermoso que se comunica al público. La respuesta ha sido tan buena que nos pilló por sorpresa. En efecto es un tema tabú, aunque parece que es una de las grandes epidemias del siglo XXI. Se oculta, hay un fuerte estigma social, creo que fundamentalmente por puro desconocimiento. A pesar de que las estadísticas dicen que una de cada cuatro personas sufrirá algún tipo de problema de Salud Mental sigue siendo tabú". 

En cuanto al guión, Losada explica que la obra se ha ido creando con base en los testimonios de las personas diagnosticadas que formaban parte de elenco. "Y, para mí, ha sido una ventana a una realidad que no conocía, porque realmente es un colectivo con muchas dificultades. Curiosamente es un tema tabú en la sociedad, que genera un importante estigma social aunque una de cada cuatro personas tendrá algún tipo de problema mental. Así, lo que busca esta obra es visibilizar y comunicar estas vivencias”. 

 

Sobre la obra

‘Que nadie camine por mi mente con los pies sucios" (Derechos Humanos a Escena 2019) es un espectáculo que propone un lenguaje teatral no convencional, con gran contenido visual e influencia del arte de la performance. La obra, de ritmo ágil y con momentos de comedia, cuenta con una dramaturgia surgida de las experiencias del propio proceso creativo, que ha integrado en pie de igualdad a profesionales de las Artes Escénicas y a personas con diagnóstico de enfermedad mental. 

La obra la componen trece personas: un músico, dos actores profesionales, dos trabajadoras de Salud Mental y el resto son personas con algún diagnóstico. Además, para el desarrollo de la obra contaron con tres regidores, profesionales y con diagnóstico”. La selección de actores no profesionales se realizó a través de "Mejorana", que es la asociación de personas con diversidad mental y experiencias de sufrimiento psicosocial de Navarra y del colectivo "Los perro verde", integrado por profesionales que trabajan en Salud Mental o están vinculadas a ella.  

Las Artes Escénicas y las Artes Visuales confluyen para sensibilizar sobre el estigma que conllevan los trastornos mentales en nuestra sociedad, más allá incluso de la sala de teatro, ya que el espectáculo propone en el exterior acciones teatrales y una instalación.

Tanto Ados Teatroa como Acrónica Producciones han desarrollado y creado la obra a partir de varias residencias en seis casas de cultura: Ansoáin, Valle de Aranguren, Noáin, Villava y Zizur y el Auditorio de Barañain.

(Fotografías cedidas por Derechos Humanos a Escena)

 

 

 

Magallón 8 31500 Tudela - Navarra. Tel. 948821535 info@tudela.uned.es
Patrocinan: Gobierno de Navarra y Ayuntamiento de Tudela