Búsqueda
Mapa web
Sugerencias
Youtube
Instagram
UNED
Campus Nordeste

"No puede existir nada ni nadie que nos limite. Con fuerza, pasión, vocación y mucho esfuerzo, todo es posible"

16 de junio de 2022

Entrevistamos a Rosa María Martín Aranda, Vicerrectora de Investigación, Transferencia del Conocimiento y Divulgación Científica y Vicerrectora Primera de la UNED. Aprovechamos su presencia en UNED Tudela coincidiendo con su participación en la II Edición de URANIA, Congreso Navarro de Jóvenes Investigadores, para conocer su opinión acerca de la importancia de la transferencia de conocimiento entre universidad y sociedad

Rosa María Martín Aranda es Doctora en Química Inorgánica por la Universidad Autónoma de Madrid, se incorporó a la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) como profesora en 1992 y desde 2011 es Catedrática de Química Inorgánica. Su actividad investigadora, centrada en la Química Sostenible y la Catálisis, abarca más de 120 artículos científicos publicados en revistas científicas internacionales, 8 patentes y una activa participación en congresos internacionales. Asimismo, ha realizado estancias de investigación y docencia en universidades de ámbito internacional. Es miembro de diferentes sociedades y comités científicos nacionales e internacionales. Entre su experiencia en procesos de evaluación y acreditación, destaca su labor en la ANECA, para la acreditación y renovación de las titulaciones de universidades españolas, desde 2013 hasta 2018. Es Miembro de la Cátedra UNESCO de Educación Ambiental y Desarrollo Sostenible y Co-Presidente del proyecto educativo LifeLong Learning “LECH-e Lived Experience of Climate Change, e-learning” del Programa de educación y cultura de la Unión Europea.

Colabora activamente con empresas relacionadas con la Química y el Medio Ambiente. Es una persona convencida de la importancia de la divulgación de la Ciencia y de la diplomacia científica. Desde hace más de 20 años participa activamente en programas de radio, TV y actividades para la divulgación de la ciencia y el emprendimiento. Colabora asiduamente con la organización colarte www.colarte.org para la divulgación de las artes y las ciencias, habiendo impartido numerosas conferencias y desarrollado diversas actividades de iniciación a la investigación científica para niños entre 3 y 17 años.

Señora Martín, usted ha defendido en muchos foros la necesidad de acercar la investigación universitaria a la sociedad; ¿qué piensa acerca de la repercusión que tienen iniciativas como el Congreso URANIA, organizado por UNED Tudela, en estos jóvenes participantes?

Estas iniciativas son fundamentales y es de agradecer a las personas y entidades que se implican en su organización porque es un compromiso que tenemos todos los investigadores (independientemente de la rama a la que pertenezcas), con la sociedad y sobre todo con el futuro. El progreso y el bienestar serán mayores cuantos más avances científicos tengamos y cuanto más extendido esté el conocimiento en nuestra sociedad.

La UNED siempre ha estado muy comprometida con generar impacto positivo en la sociedad en la que desarrolla su actividad. Estos jóvenes estudiantes de ESO han tenido la fortuna de contar con profesores que les han guiado en los trabajos de investigación que hemos podido conocer durante el Congreso URANIA, pero todavía son pocos. ¿Qué puede hacer la universidad para conseguir que todos los estudiantes de este país se involucren en este tipo de actividades?

Lo principal es contar con profesores que tengan vocación. Si la tienen, serán capaces de rescatar entre sus estudiantes la pasión por las materias que más les emocionen. Tengo una anécdota personal que contar al respecto: durante una visita a un colegio de ESO me acompañó un profesor que se había doctorado en Biología. Él mismo me contó que había dejado la carrera investigadora para trabajar como docente, y que creía que la ciencia había perdido un gran investigador. Sin embargo, a cambio de esta pérdida, estaba seguro de que iba a ser capaz de impulsar el germen investigador de al menos diez alumnos por cada clase en la que él impartía enseñanza. Estos son los profesores comprometidos que necesitamos; la UNED en este sentido también debe fomentar que los investigadores salgamos de la universidad voluntariamente para divulgar y explicar lo que hacemos en nuestro día a día. En el próximo consejo de Gobierno que vamos a celebrar antes del verano, me gustaría llevar a cabo una acción bastante ambiciosa: la de la creación de la Cátedra de Divulgación Científica de los Centros Asociados de la UNED en la cual trabajen en cooperación profesores de la casa, personal de administración y servicios, personas de la biblioteca, profesores jubilados, investigadores jóvenes… todas aquellas personas que trabajan en los Centros Asociados que puedan llegar a los estudiantes y divulgar a todos los niveles de la sociedad, no sólo para despertar vocaciones sino también para impartir conocimiento global. Porque las sociedades más avanzadas, son aquellas que disponen de un mayor grado de conocimiento general.

¿Cómo podemos generar desde la universidad una mayor conciencia en la sociedad acerca de la importancia de mantener la inversión en investigación para generar un progreso que nos beneficia a todas las personas?

La investigación de forma aislada no es completa. La misión de las universidades es impartir Docencia, realizar Investigación y llevar a cabo la Transferencia. La transferencia va unida a la divulgación, que como he mencionado anteriormente no sólo debe dirigirse a niños pequeños para despertar vocaciones, sino a la sociedad en su conjunto. Además, en la UNED vamos un paso más allá: a través de la Cooperación, cerrando el círculo completo de lo que supone la Misión de la universidad. En este momento estamos colaborando con países del Tercer Mundo que no tienen acceso a la educación, ayudándoles a través de iniciativas como la de una exposición itinerante que va circulando por todos los Centros Asociados de la UNED, titulada “Mujeres de Etiopía”. Es un proyecto conjunto entre la UNED, el CSIC y la ONG Acción, Desarrollo y Sostenibilidad (www.adsong.org). En este proyecto se desarrolló una patente que utiliza catalizadores para la eliminación de flúor del agua y purificarla; se aplicó en varios pozos de Etiopía, eliminando los problemas de fluorosis en los habitantes de estas regiones y permitiendo que las niñas que dedicaban gran parte de su día a la recogida del agua para la familia pudieran invertir ese tiempo en la escuela.

Usted es científica e investigadora. En este país parece que sólo los estudiantes de ciencias cuentan con algún futuro investigador, pero durante estos días hemos podido conocer magníficos trabajos de investigación relacionados con el área de las Ciencias Sociales y Humanas. ¿Qué tenemos que mejorar a nivel comunicativo desde las universidades para dar a conocer la importancia de la investigación en las comúnmente denominadas “Carreras de letras”?

La divulgación científica en colegios, por ejemplo, es algo que no se paga. No obstante, resulta muy gratificante para la persona que la imparte. A veces resulta incluso más complicado hablar ante una audiencia de niños porque plantean preguntas que en muchas ocasiones no sabes cómo contestar. A los jóvenes doctorandos siempre les comento que este es un ejercicio magnífico para adquirir experiencia que seguro les resultará de gran utilidad el día que tengan que defender su tesis doctoral. Y lo hacen enormemente motivados, por lo tanto, por nuestra parte tendríamos que promover aún más esa labor de difusión desde la universidad hacia fuera. Además, de esta forma, avanzamos en la ya bien conocida ciencia abierta o ciencia ciudadana.

Respecto a la diferencia entre la investigación en uno u otro campo, yo les diría tanto a padres como alumnos, que deben estudiar aquello que les gusta y por lo que sientan pasión. La igualdad de oportunidad no sólo afecta al género, también debe facilitar el desarrollo de la vocación de cada persona en función de sus capacidades y al margen de prejuicios y estereotipos de la sociedad. Si trabajas en algo que te gusta, serás feliz. En la UNED conocemos muchos ejemplos de personas que estudiaron otra carrera por complacer a sus padres y luego regresaron a nuestras aulas, ya con mayor edad, para poder estudiar aquello que siempre desearon. Es cierto que en general los proyectos de investigación en áreas relacionadas con las Ciencias Sociales suelen ser de menor cuantía económica, pero últimamente estamos viviendo con gran intensidad el efecto de la transversalidad: plataformas en las que trabajan al mismo tiempo investigadores de Física, Sociología, Filología… No existe la separación estanca entre ciencias y humanidades, y un ejemplo de ello es la Plataforma 3D en la que colaboran tanto ingenieros como sociólogos de la misma UNED y de otras instituciones.

¿Es la UNED una buena universidad en la que investigar hoy?

La UNED es la gran desconocida en investigación. En la UNED se investiga, y mucho. Se puede verificar fácilmente en las publicaciones y los ranking. En el año 2019, siendo Pedro Duque Ministro de Ciencia, se fundó la Academia de Investigadores Jóvenes. Este año se han presentado 87 candidaturas, de las cuales fueron seleccionadas diez. Entre esas diez mejores, se encuentran dos investigadores de la UNED: Iria da Cunha Fanego, filóloga que utiliza la inteligencia artificial para simplificar los textos de complicadas páginas web de Administraciones Públicas a través de un registro de la propiedad intelectual que facilita las tramitaciones especialmente a personas que cuentan con menor conocimiento tecnológico; y el de Francisco de Borja Franco LLopis, que desempeña su labor investigadora en el área de la Historia del Arte. Son dos ejemplos claros que muestran además que ahora mismo en la UNED los grupos de investigación más destacados no son aquellos dedicados a Tecnología, Ciencias o Ingeniería, sino los de las Facultades de Humanidades. Es cierto que la investigación en la UNED, por los requerimientos obvios de toda investigación, tradicionalmente se ha centralizado mucho en la capital, en donde se encuentra la llamada Sede Central. Sin embargo, ahora estamos trabajando para que progresivamente se vaya implementando en los Centros Asociados. Esperamos que la nueva Cátedra de Divulgación de la Ciencia sea una impulsora del desarrollo de equipos interdisciplinares que nos permitan llevar la investigación a nuestros Centros ubicados fuera de la capital. El ejemplo más reciente es el de la Fundación del Instituto de Humanidades y Patrimonio de Alcañíz, el primer instituto de investigación de la UNED que no se encuentra en Madrid. Y espero que sea el primero de muchos…

Para finalizar, ¿qué consejo le daría a cualquiera de estos jóvenes estudiantes presentes estos días en UNED Tudela que se acerque a usted y le diga que, tras esta experiencia, tiene claro que quiere dedicar su vida profesional a la investigación?

 

Le diría: “Tú puedes”, no hagas caso a nadie porque vas a poder hacer todo lo que quieras. No puede existir nada ni nadie que nos limite, todas las personas podemos estudiar lo que queramos, nuestra mente puede con todo. Con fuerza, pasión, vocación y mucho esfuerzo, todo es posible. Los éxitos son consecuencia de un trabajo constante. No llueven del cielo.

Objetivos de Desarrollo Sostenible

Esta noticia impacta en los siguientes Objetivos de Desarrollo Sostenible:

Magallón 8 31500 Tudela - Navarra. Tel. 948821535 info@tudela.uned.es
Patrocinan: Gobierno de Navarra y Ayuntamiento de Tudela