Búsqueda
Mapa web
Sugerencias
Youtube
Instagram
Campus UNED

“Siempre he entendido que la seriedad, el rigor y el buen gusto deben primar en cualquier tipo de información”

26 de junio de 2011

La periodista Cristina García Ramos participa en la novena edición del curso de verano de moda de la UNED de Tudela.

Dirigió y presentó durante 15 años el programa Corazón, Corazón, un formato que en 1993 representó una osadía. Fue una absoluta novedad en una televisión pública que, por primera vez en España, daba cabida a la crónica social y a la moda con una información seria y digna.

La periodista Cristina García Ramos ha participado en la UNED de Tudela en el curso de verano "Moda y sociedad". En su intervención abordó el tema “Evolución de las informaciones de moda y sociedad en la prensa española”, inevitablemente centrado en su etapa al frente del exitoso magazine televisivo que dirigió en TVE.

“Uno de nuestros grandes aciertos fue dar un valor relevante a la moda. Nuestra página semanal de moda fue una de nuestras señas de identidad y no lo fue solo por mi propio convencimiento, sino de una manera muy especial por Jesús María Montes-Fernández, un periodista que ama la moda, que conoce la moda, que la disfruta y que con su entusiasmo contagioso la proyecta dentro y fuera de las pasarelas”, comenta Cristina García Ramos

La periodista canaria relató que la petición de crear un formato magazine sobre la vida social y sobre los famosos para televisión “fue el encargo más difícil de mi vida profesional, una idea que me espantó primero y que me fascinó después cuando se definieron las bases del proyecto. Desde un principio quedó claro que no iba a ser un programa de comentaristas y de cotilleo, sino que iba a ser un informativo, y esto lo recalco, de la vida social. Íbamos a tratar temas de la prensa rosa, ligeros, frívolos si se quiere, pero siempre con la seriedad, el rigor y el buen gusto que siempre he entendido que debe primar en cualquier tipo de información”.

García Ramos confesó que la denominación del espacio como Corazón, Corazón fue una batalla que perdió “porque al principio nunca quise que se llamara así”, aunque con el paso del tiempo reconoció el acierto y satisfacción que le ha proporcionado esta cabecera televisiva durante muchos años.

“Lo cierto es que el programa fue un éxito desde sus orígenes y siempre he considerado que el apoyo de los espectadores se ha debido en gran parte al respeto con el que hemos tratado siempre los temas y el cuidado que hemos intentado tener a la hora de seleccionar a los personajes. Esto no se ha hecho como pudiera pensarse para agradar a los famosos, sino realmente por la consideración que los espectadores me merecen”, añadió.

En este sentido, la que fuera directora del programa que entretuvo e informó durante 15 años la sobremesa de los hogares españoles, aseguró que “hablar de respeto, elegancia, seriedad y buen gusto, lamentablemente, no está de moda, y eso es algo que se deja sentir ahora, muy especialmente, en todos los programas donde las apuestas van abiertamente en sentido contrario y donde lo que se está vendiendo, y además se vende bien, con gran éxito y respaldo de audiencia, es el escándalo, la vulgaridad, lo cutre y lo soez”.

Otro factor que influyó en el éxito del programa fue la coincidencia cronológica con un momento en el que las top models disfrutaban de su época dorada y en el que las pasarelas de París, Londres, Madrid, Nueva York, Barcelona, el pret a porter y la alta costura nutrían a un programa que daba cabida a todos los elementos que giran en torno al mundo de la moda.

“Tuvimos claro desde el principio que teníamos que acudir a los desfiles y mostrar las tendencias de las pasarelas pero también que los más grandes creadores nos abrieran las puertas de sus casas, de sus talleres, algo dificilísimo, y compartir con ellos momentos especiales de su vida”, apuntó.

Respecto a la información de moda, García Ramos piensa que los desfiles “son unos espectáculos magníficos en los que entiendo que la televisión es un excelente vehículo para hacerlos llegar a todos los que no tienen el privilegio de acceder directamente a ellos. Por eso creo que uno de los aciertos de Corazón, Corazón fue incluir la moda entre sus contenidos y tratarla siempre con el mayor esmero en sus reportajes, montaje, edición y música”.

Finalmente la periodista puso sobre la mesa una serie de consideraciones sobre la moda que se contraponen a la frivolidad habitual con la que se asocia a este mundo:

La moda representa muchas cosas. Es una poderosa seña de identidad, una tarjeta de presentación que manifiesta ante los demás cómo somos, cómo nos sentimos, cuál es nuestro estado de ánimo. Necesitamos de la moda para expresarnos, relacionarnos, hacer sentir quiénes somos, cómo somos y qué queremos decir. Tiene que ver con muchas cosas, con nuestra cultura, nuestros sentimientos, nuestros valores, creo que es bueno recordar y no perder de vista que la moda mueve un importante volumen de negocio y que proporciona puestos de trabajo que convierten toda esta industria en algo muy serio”.

Magallón 8 31500 Tudela - Navarra. Tel. 948821535 info@tudela.uned.es
Patrocinan: Gobierno de Navarra y Ayuntamiento de Tudela