Búsqueda
Mapa web
Sugerencias
Youtube
Instagram
Campus UNED

“La Ciencia y la Religión tienen algo en común: cuando llegan al fondo de lo real encuentran el misterio, aquello que no sabemos y nos interpela y emociona”

25 de marzo de 2013

Entrevista a José Antonio Rojo Martínez, Doctor en Ciencias Físicas y Profesor Titular del Departamento de Ciencia y Tecnología de Materiales y Fluidos de la Universidad de Zaragoza, que imparte en la UNED de Tudela el curso “Las relaciones entre Ciencia y Religión”.

¿Cómo ve un científico la Religión?

“Las encuestas realizadas, desde comienzo del siglo XX hasta la actualidad, reflejan que, entre los científicos, un 40% se definen como creyentes, otro 40% como ateos y un 20% como agnósticos, sin apenas variaciones durante un siglo. Esto es así porque la existencia, o no existencia de Dios, no puede probarse mediante un experimento en un laboratorio. La pregunta sobre el sentido de nuestra vida no tiene una respuesta científica. La Filosofía y la Religión intentan dar una respuesta. En el fondo es la propia experiencia vital de cada hombre la que te abre o no al misterio de Dios”.


¿Es compatible la creencia religiosa y el saber científico en una misma persona?

“Para un 40 % de los científicos, sí. Dado que las creencias no se demuestran científicamente, lo interesante es conocer las razones que mueven a creyentes, ateos y agnósticos a definirse como tales. Conocer las razones y motivaciones de los que no piensan lo mismo que uno, nos hace pensar y nos enriquece. Incluso, a lo largo de la vida, nuestras ideas y creencias evolucionan y pueden cambiar. Ello se ve en este curso al seguir la biografía de algunos de esos grandes científicos”.


¿Puede la Ciencia probar la inexistencia de las explicaciones religiosas?

“No. La Ciencia se mueve en el ámbito del estudio de aquella parte de lo real que es verificable. La Religión se mueve en el ámbito del sentido de nuestras vidas, que es una experiencia, en parte, comunicable. Son dos ámbitos independientes que pueden interpelarse, dialogar y, para algunos científicos, integrarse. No obstante, Ciencia y Religión tienen algo en común: cuando llegan al fondo de lo real encuentran el misterio, aquello que no sabemos y nos interpela y emociona.

Albert Einstein lo expresaba así: “El misterio es lo más hermoso que nos es dado sentir. Es la sensación fundamental, la cuna del arte y la ciencia verdaderos. Quien no la conoce, quien no puede asombrarse ni maravillarse, está muerto. Esta experiencia del misterio está también en el origen de la religión”.


¿Qué pretende destacar en el contenido de este curso?

El curso pretende, por una parte, dar a conocer los más importantes descubrimientos científicos que han tenido lugar en los últimos 400 años y que han cambiado de manera profunda la historia de la Humanidad. Ello se hace a través de la obra de grandes científicos como Galileo, Newton, Darwin, Einstein… Por otra parte, se analiza el impacto que esos descubrimientos sucesivos han tenido y tienen en las ideas religiosas. Ciencia y Religión son manifestaciones del ser humano y de la sociedad. Por ello, finalmente llegamos en el curso al misterio del ser humano.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), en el año 2006, ha definido la salud como estado de bienestar físico, mental, social y espiritual. Define la espiritualidad como el camino interior para descubrir la esencia de nuestro ser, las creencias y valores que dan sentido a nuestra vida. La OMS indica que nuestra salud depende de cuidar adecuadamente esas cuatro dimensiones del ser humano”.


¿Cómo se vive la Religión en la actualidad?

“Puede vivirse de muchas maneras y, también, no vivirse. Es interesante la definición de salud de la OMS pues, al indicar que todos los seres humanos tenemos esa dimensión espiritual, explica que todas las culturas y civilizaciones humanas hayan tenido o tengan manifestaciones religiosas. No es la Religión quien crea la espiritualidad del ser humano. Es lo contrario. El ser humano tiene una doble dimensión espiritual y social que origina el hecho de la aparición de las distintas religiones y formas organizativas de la espiritualidad. La crítica a las religiones, como estructuras sociales con insuficiencias y defectos organizativos, ha podido ocasionar la negación de la dimensión espiritual del hombre.

Carl G. Jung, una de las grandes figuras de la Psiquiatría, indicaba que la mayoría de sus pacientes estaban deprimidos por esa pérdida de sentido vital y nadie quedaba curado si no vuelve a recuperar una vida con sentido, lo que no significa pertenencia a una Iglesia o confesión determinadas”.


¿Por qué razón se enfrentan la Ciencia y la Religión en la Historia?

“En el desarrollo del curso se explican dichas situaciones de conflicto. El juicio de Galileo ante el Tribunal de la Inquisición, el gran debate ocasionado por la Teoría de la Evolución de Darwin con la Iglesia Anglicana, la prohibición de la publicación de la obra del gran paleontólogo y teólogo francés Teilhard de Chardin por anticiparse con sus ideas a lo que proclamaría 40 años después el Concilio Vaticano II... Los conflictos surgen por la defensa de determinadas situaciones de poder y la falta de diálogo y tolerancia con quien no piensa lo mismo”.

Magallón 8 31500 Tudela - Navarra. Tel. 948821535 info@tudela.uned.es
Patrocinan: Gobierno de Navarra y Ayuntamiento de Tudela