Búsqueda
Mapa web
Sugerencias
Youtube
Instagram
UNED
Campus Nordeste

“Es muy importante que los habitantes cuenten la historia de su ciudad: cada uno tiene su propia visión de la historia y de la evolución"

9 de mayo de 2014

Repasamos el siglo XX en Tudela a través de sus imágenes, de la mano de los periodistas Nieves Arigita y Fermín Pérez-Nievas.

El ciclo de conferencias Tudela y los tudelanos: su historia contada por sus gentes, celebrado en la UNED de Tudela con el fin dar a conocer diferentes aspectos de lahistoria, la cultura y las gentes de la localidad, reunió durante los meses de marzo y abril a numerosos estudiosos locales y regionales que impartieron un total de nueve charlas temáticas, abarcando distintas épocas y contenidos desde los orígenes de Tudela hasta la época contemporánea.

Nieves Arigita Yagüe y Fermín Pérez-Nievas Borderas, periodistas de Diario de Noticias, fueron los encargados de cerrar el curso con su charla Tudela a través de sus imágenes: el siglo XX.

Nieves Arigita. “Tenemos un volumen impresionante de información y abarcamos un siglo: es algo desbocado. Finalmente son más de 600 imágenes seleccionadas a las que hemos dado un enfoque personal, en el que conscientemente nos hemos dejado muchas cosas por el camino; nuestra perspectiva ha sido aportar ciertas fechas, años y hechos lo más concretos posible, y de manera cronológica. A partir de ahí vamos desgranando partes como el comercio, el crecimiento de Tudela, el urbanismo, la industria, las calles y los sucesos que han marcado nuestra Ciudad”.

Fermín Pérez-Nievas. “Como el tema es Tudela en el siglo XX a través de sus fotografías, pensamos que la mejor manera de adentrarnos en la trama era ver la evolución urbanística de nuestra ciudad; lo que hemos hecho entonces ha sido ordenar cronológicamente la evolución de Tudela, al mismo tiempo que tratamos de explicar qué supuso el siglo XX para la ciudad a nivel económico, social e industrial. Se trata de hacer un retrato de la época, apoyándonos en las fotografías”.

N. A. “La selección de todas esas fotografías ha sido lo más complicado: el tener la sensación continua de que nos dejamos muchas cosas. 100 años no son tantos para el salto demográfico, político o ideológico que ha dado Tudela, y lo difícil de todo esto es concretar y hacerlo ameno”.

F. P-N. “Hay tantas fotos de Tudela, que tratar de hacer algo equilibrado a modo de redacción, con cierto atractivo y lógica es complicado. Primero comenzamos con unas vistas panorámicas de Tudela para hacer un balance general de lo que fue el siglo, para después entrar en la industria y en el nacimiento del Barrio de Lourdes. Después nos adentramos en las nueve o diez calles principales de Tudela: Carrera, la Plaza Nueva, Avenida Zaragoza, el Paseo Pamplona… También hay un capítulo casi a nivel telegrama de los principales sucesos de este siglo XX y luego hay un conjunto de fotos de actos religiosos o festivos sin apenas comentarios. Todo ello también, dando cierto orden cronológico”.

N. A. “No descubrimos nada nuevo, aunque sí rememoramos muchas cosas. Yo me quedo con la parte más entrañable de todo esto: a mí misma me ha sorprendido la nostalgia que me produce la Tudela comercial. Las fotos de nuestros comercios, su autenticidad, la vida que tenía Tudela en el Siglo XX… Dejamos el comercio por todo lo alto y ahora estamos en un momento tal de caída y de supervivencia, que ver estas fotografías te sorprende”.

F. P-N. “Más que la evolución de la ciudad, creo que lo que más nostalgia te da cuando ves determinadas fotografías son los comercios que han desaparecido y con los que te has criado: los Gallego, los Zamorano, la tienda de chuches de San Jaime... Comercios que has visto desde pequeño al pasar por la calle y que no te das cuenta de que están ahí hasta que desaparecen. Eso es lo que más me ha llamado la atención”.

Tanto Fermín como Nieves opinan que ciclos como Tudela y los tudelanos: su historia contada por sus gentes, son una valiosa inversión de tiempo y un lujo para quienes tengan la posibilidad de asistir. “Es una buena iniciativa; es muy importante que los propios habitantes cuenten la historia de su ciudad: cada uno tiene su propia historia de su calle, de su ciudad, de sus recuerdos… Seguro que cosas que dice uno, otro no las piensa y otro más las hubiera dicho algo mejor; cada uno tiene su propia visión de la historia y de la evolución”.

F. P-N. “No creo que nuestro desconocimiento sea por desinterés: puede ser por falta de tiempo, por el ritmo de vida que llevamos, porque estamos a mil cosas… y lo que menos nos puede preocupar es cómo ha sido nuestra ciudad. Pero no por falta de interés, ya que es rara la persona a la que le enseñas unas cuantas fotos y le cuentas ciertas anécdotas de su ciudad, y no se quede prendada y te pida más. El interés existe pero hay que saber despertarlo”.

N. A. El conocimiento es relativo y creo que no hay que restarle valor al conocimiento de la gente de a pie. Eso sí, sin dejar de lado la memoria histórica de nuestro pueblo: se nos acaban los testigos vivos de lo que hemos sido, ¡no los desaprovechemos! La labor que hacen los investigadores y los historiadores a posteriori es muy importante, pero mientras podamos deberíamos recurrir a quién lo vivió en primera persona”.

Más información en calle Magallón 8, en el 948 821 535 o en http://www.unedtudela.es/

Magallón 8 31500 Tudela - Navarra. Tel. 948821535 info@tudela.uned.es
Patrocinan: Gobierno de Navarra y Ayuntamiento de Tudela