Búsqueda
Mapa web
Sugerencias
Youtube
Instagram
UNED
Campus Nordeste

“No hay palabras para definir la emoción que se siente. (…) Pensar que he sido el primero en tocar una pieza que nadie ha visto en 2000 años es una sensación única”

6 de agosto de 2015

Entrevistamos a Pedro Ultra y Fernando Casado, dos estudiantes de la UNED de Tudela que han participado en la campaña de excavaciones arqueológicas en Los Bañales.

Del 28 de junio al 26 de julio ha tenido lugar en la Ciudad Romana de Los Bañales (Uncastillo, Zaragoza) la VII Campaña de Excavaciones arqueológicas; gracias a ella, los participantes han podido conocer de primera mano una de las fuentes fundamentales con las que cuenta el historiador de la Antigüedad (la cultura material).

Un total de 20 personas han participado en estos trabajo y entre ellos dos estudiantes de la UNED de Tudela, que han sido protagonistas de hallazgos sensacionales en la Fase Previa de la excavación, como los pedestales estatuarios a Tiberio, Lucio César y Sempronio Vítulo.

¿Por qué le resultó interesante participar en esta campaña?

Fernando Casado. "Aunque ya he participado en anteriores campañas, la excavación ha ido tomando cuerpo con los años; cuando se plantearon los objetivos para 2015 con la campaña centrada en el foro de la ciudad, en lo que parecía una gran estructura... todo apuntaba a que podíamos esperar algunas sorpresas".

Pedro Ultra. "Siempre que hay una campaña de excavaciones arqueológicas en Los Bañales me resulta muy interesante participar en ella, especialmente por las características que el yacimiento nos ofrece: posee un potencial extraordinario".

¿Cuál ha sido la experiencia?

F.C. "Ha superado mis expectativas tanto por la importancia del edificio que hemos dejado al descubierto, como por los materiales que han aparecido. Además, el trabajo de mis compañeros durante el resto de la campaña ha conseguido delimitar mejor la estructura del foro y, como siempre, plantearnos nuevas e interesantes cuestiones a las que habrá que responder en posteriores excavaciones".

P.U. "Mi experiencia personal ha sido muy gratificante en los diversos ámbitos que la excavación nos brinda, ya sean desde el compañerismo existente hasta las satisfacciones que día a día te van proporcionando los diferentes hallazgos que realizas".

¿Qué destacaría de las excavaciones de este año?

F.C. "Gracias a nuestros patrocinadores privados hemos podido prolongar la campaña más tiempo, lo que nos ha permitido abordar una mayor superficie de excavación y remover mayor cantidad de sedimentos que otros años. Como resultado la parte visible del foro ha aumentado, ganando en monumentalidad, pero además nos ha proporcionado unos extraordinarios materiales epigráficos que dejan muy alto el listón para próximas campañas".

P.U. "Destacaría sobre todo el trabajo en equipo que, personalmente, creo que funciona de manera excelente y eso repercute de forma notable en el avance de las excavaciones que cada día se pueden visualizar en el yacimiento".

¿Cómo ha sido su día a día?

F.C. "La premisa era empezar a excavar a primera hora de la mañana, en concreto a las 6 y media de la mañana, para reducir el "castigo" de las altas temperaturas a final del día. Además, durante el mes de Julio la actividad se ha prolongado por las tardes con el trabajo de laboratorio y algunas sesiones teóricas".

P.U. "El trabajo de laboratorio ha consistido en hacer limpieza de los diferentes materiales aparecidos durante la excavación de la mañana: cerámicas, huesos, vidrios, fragmentos de mármol, bronces, etc.".

¿En qué se ha centrado su trabajo?

F.C. "He estado excavando el criptopórtico situado en uno de los laterales del foro: la parte superior de los muros de este edificio ya se había descubierto en la campaña de 2014 y el objetivo ha sido vaciarlo de las capas de sedimentos que lo rellenaban, en algunos puntos con casi dos metros de espesor. En estos sedimentos pudimos distinguir varias fases de relleno: una más moderna rellena con tierra de variada procedencia para aterrazarlo y usarlo como campo de cultivo, y otra más antigua en la que aprovecharon para echar los restos arquitectónicos del foro y que nos ha proporcionado varios materiales".

P.U. "Mi trabajo se ha centrado en la excavación del criptopórtico situado en el lado oriental del foro de la ciudad. En él he desempeñado diferentes labores que van desde excavar hasta efectuar limpiezas de sillares o sacar el suelo del edificio".

Háblenos de los hallazgos.

P.U. "Los hallazgos han sido muy diversos esta campaña, pero si tengo que destacar algo sin duda son los 4 pedestales con inscripciones aparecidos en el edificio del criptopórtico y que hemos tenido la suerte de encontrar: uno dedicado al emperador romano Tiberio, otro a Lucio César el nieto de Augusto y los otros dos dedicados a Sempronio Vitulo".

F.C. "Estos dos pedestales nos detallan más datos sobre este personaje: que fue un oficial de caballería del ala Tauriana de una de las legiones y después subprefecto de la Cohors Germanorum. En una de ellas reza que se esculpe después de su muerte por disposición testamentaria y en la otra se indica que se la dedica su liberto Esopo a modo de homenaje".

¿Cómo se siente uno cuando está excavando y encuentra algo que tiene tanta historia?

F.C. "Es un momento emocionante en el que, además de la sorpresa y la alegría del momento, te asaltan multitud de preguntas, ideas e hipótesis a medida que limpias la pieza. Y está también la felicidad por compartir el hallazgo con el resto del equipo de investigación que no está físicamente en el yacimiento, pero que lleva años en él y es también su descubrimiento: el mérito no es solo del que lo destapa, sino de todos los que antes han colaborado para que sea posible sacarlo a la luz".

P.U. "Cuando uno realiza un hallazgo como el de los pedestales con las inscripciones, no hay palabras para definir la emoción que se siente; al menos en mi caso, el día que descubrí mi primera inscripción así fue. Pensar que he sido el primero en tocar una pieza que nadie ha visto en 2000 años es una sensación única".

¿Por qué cree que es importante el trabajo de campo?

F.C. "Porque es donde verdaderamente se plasman los conocimientos que has adquirido sobre el estudio de la Cultura Material; al mismo tiempo que los llevas a la práctica te surgen las dudas y las preguntas que no te has planteado mientras estudiabas un manual, y que son las que te obligan a profundizar en tus conocimientos".

P.U. "Considero que es imprescindible, ya que sin él nunca se podrían realizar las posteriores investigaciones y publicaciones; en definitiva es algo fundamental para la posterior divulgación de los hallazgos que nos ayudan a comprender mejor la Historia".

¿Con qué se queda de toda esta experiencia?

F.C. "Además de la buena experiencia personal y académica como en años anteriores, el trabajar con distintas personas, con sus diferentes conocimientos y puntos de vista, te obliga a no dar nada por sentado y reflexionar continuamente sobre lo que estás sacando sin ideas preconcebidas... ¡un interesante desafío!"

P.U. "Me quedo con muchas cosas, pero sobre todo con el trabajo en equipo y la convivencia entre la gente. Como decimos siempre aquí, “Los Bañales somos todos; aquí todos colaboramos para hacer grande este proyecto, desde el director hasta el último de los estudiantes becados”.

4a21bc6069979bd4a338cd847522850c9d8ad63997e2d0d8f119e5328a0b8091
Magallón 8 31500 Tudela - Navarra. Tel. 948821535 info@tudela.uned.es
Patrocinan: Gobierno de Navarra y Ayuntamiento de Tudela